Hola!

Soy Juud. Si estás aquí imagino que es porque te ha gustado lo que has visto dentro de la web y quieres conocerme más. Eso me hace super feliz.

Debo confesarte que yo no empecé haciendo fotografía infantil sino que como fotógrafa de bodas.

Con el paso del tiempo, esas parejas a las que había sido capaz de retratar con mi cámara en su boda, vi que me empezaron a preguntar si hacía este tipo de reportajes. Entonoces me di cuenta de que me encantaba todo este mundo. Desde ver a las mamis embarazas hasta ver crecer a sus hijos porque a día de hoy cada vez que me pongo detrás de la cámara y os hago fotos en esta etapa, no he sido capaz de encontrar ninguna familia que no me transmita ese amor y felicidad que tanto me chifla.

Desde 2016 he ido formándome y creciendo poquito a poco como fotógrafa infantil haciendo reportajes siempre en exterior. Hace un tiempo, tras mucho esfuerzo, ganas, pasión y locura (he de deciros que se me ocurrió este genial proyecto en plena pandemia en 2020), he podido llevar a cabo uno de mis mayores sueños. Esos que siempre tienes apuntados en la lista de cosas pendientes que hacer en tu vida.

  • Tener mi propio estudio de fotografía.

Aquí he descubierto que además de hacer fotos, me encanta crear espacios. Escenarios únicos que en conjunto con mi trabajo fotográfico os puedan llegar a sorprender, emocionar y en donde os sintáis tan cómodos y a gusto que captar de una forma natural vuestra esencia se pueda convertir en un recuerdo para toda la vida.

A fin de cuentas a día de hoy, la mayor experiencia de vida que me llevo de todo esto es que puedo decir con total tranquilidad que si se puede convertir tu hobbie en tu trabajo sin perder nunca la ilusión por ello.

Deseo verte pronto en mi estudio y que podamos compartir estos momentos tan únicos e intimos juntos.